Blog

Origen del onboarding digital, situación actual y trámites digitales

Las empresas son conscientes de que su razón de ser radica en lograr la plena satisfacción del cliente. Y en un entorno digital como en el que nos encontramos en la actualidad, se hace necesario que estas adapten, en la medida de lo posible, la mayoría de sus procesos a las soluciones que brinda la tecnología. Se trata básicamente de estar a la última en el proceso de transformación que está experimentando la sociedad, para poder ofertar un servicio puntero que respete la normativa vigente 

Esto afecta especialmente a los procesos de alta, los cuales desde hace tiempo ya se gestionan casi por completo de forma digital. En consecuencia, las empresas tienen que apostar por estas opciones para no quedarse atrás, lo que supone un reto para muchas de ellas por las exigencias tecnológicas, legales y procedimentales que llevan asociadas. Y ahí es donde surge el Onboardig Digital como mecanismo de solución para tratar con el nuevo perfil predominante de cliente, el del usuario omnicanal que utiliza su smartphone, tableta u ordenador para relacionarse con las empresas a través de múltiples vías, como las apps, el correo electrónico o las webs.

Además, este tipo de cliente está evolucionando con el paso de los años. Ya no solamente hace referencia a un grupo de población joven acostumbrado a las nuevas tecnologías, sino que poco a poco estos canales están penetrando en grupos de mediana edad. Un cambio de tendencia que obliga a redoblar los esfuerzos para complacer a un target creciente y que cada vez es más exigente. 

Y no solo hablamos de usuarios privados, sino también de entidades privadas. En especial, gigantes empresariales como Google, Apple, Amazon o Facebook son ejemplo de calidad, innovación y personalización y se han convertido en modelos y referentes. En un ecosistema altamente competitivo como el actual, es fundamental invertir para potenciar y explorar la comunicación digital en todas sus vertientes. 

Aspectos fundamentales para aplicar una estrategia de Onboarding Digital 

Con el tiempo, las empresas están descubriendo que, dentro del Onboarding Digital, hay dos elementos claves que deben trabajarse con especial cuidado:  

  • La automatización de los procesos: Es el que permite que el cliente se dé de alta online, de manera individual y autónoma. Estos es posible gracias a la existencia de un sistema que tiene la capacidad de detectar y procesar una imagen de un documento de identidad del usuario (como DNI o pasaporte), un selfie o un vídeo. Y luego este es el encargado de confirmar y validar el proceso, comparando el rostro del cliente con los datos a través de la biometría
     
  • La experiencia digital: Tanto los clientes como las empresas buscan establecer una comunicación rápida, sencilla e intuitiva. El objetivo es favorecer el feedback para ofrecer un servicio completo y moderno que permita transformar a los usuarios en clientes.  

DESCARGAR EBOOK

 

La situación actual reclama una gestión completa online 

Como hemos señalado, el panorama de hoy en día casi se reduce para las empresas a un ‘adaptarse o encallar’. No querer participar en estos procesos de evolución lógica implica riesgos y somete a un gran estrés a sus sistemas, ya que si estos no dan la talla a la hora de la verdad pueden generar insatisfacción y frustración al usuario, bien por su complejidad o bien por la imposibilidad de completar sus trámites con información sensible. Lo cual, normalmente, acaba traduciéndose en pérdidas económicas, de confianza y en una merma de su valor de marca 

La tendencia de la sociedad lleva a la simplificación y a la reducción de movimientos. Ahora se lleva lo sencillo y lo rápido, por lo que no podemos exigir a nuestros clientes que se desplacen a nuestros centros u oficinas para realizar gestiones que la tecnología permite llevar a cabo de forma telemática y segura. Por eso, es preciso adoptar el Onboarding Digital como la solución ideal y aplicarla de una forma acorde con el marco normativo existente 

La mejor manera de ello es plantear una estrategia que se fije como objetivos acelerar las opciones digitales disponibles, llevar el negocio a la propia casa de los clientes y facilitar las operaciones físicas sin contacto. Tres requisitos que satisface completamente el Onboarding Digital y que responden totalmente a las necesidades de sectores tan exigentes como el de fintech, el de carsharing, el de seguros o el juego online. Por ello, estos ya llevan tiempo aplicándolo con magníficos resultados y para la completa satisfacción de sus clientes. 

Y es que no se trata ya solo de potenciar la fidelización de los usuarios y la contratación de productos y servicios, sino también de establecer unas bases para brindar un servicio completamente online, que permita a las empresas mirar con tranquilidad al futuro. Es el momento de asumir que el cambio ya está produciéndose y que es inevitable, por lo que lo ideal es sumarse cuanto antes a él para que la tramitación digital rápida y segura se convierta en un sinónimo de calidad de las empresas.   

Si quieres conocer más detalles sobre los retos que se le presentan al Onboarding Digital, accede aquí al ebook gratuito que en ADDALIA hemos preparado especialmente para ti. 

 

Nueva llamada a la acción

 

 

RECIBE NOVEDADES DE ADDALIA

Nueva llamada a la acción
New call-to-action
Valida la identidad, datos y documentos

POR QUÉ ADDALIA

Addalia provee tecnología de captura y administración de documentos a través de imágenes para procesos críticos de negocio. Nuestro software ofrece soluciones automatizadas seguras y eficientes, es flexible y modular y puede ser desplegado de forma estándar o cloud. Como aplicación end to end o solución para integradores, el software de Addalia tiene infinitas posibilidades como:

ESTÁNDAR O CLOUD

MODULAR Y FLEXIBLE

TOTALMENTE SEGURO

MUY RÁPIDO

HABLEMOS

Nuestros expertos estarán encantados de atender sus dudas e informarle de como validar identidades, datos y documentos, en segundos. Llámenos al +34 91 033 93 29 o rellene este formulario y le contactamos nosotros.